Proa Ocasión usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Conozca nuestra política de cookies o descubra cómo modificarlas aquí. [x]
Proa Grup coches nuevos, km0 y gerencia en en Illes Balears y Valencia Proa Ocasión

Te llamamos Gratis

Neumáticos de invierno o cadenas, ¿cuál es la mejor opción?

  • Compartir:

Neumáticos de invierno o cadenas, ¿cuál es la mejor opción?

Imagen principal

Llega el invierno y con él algunas nevadas, carreteras cortadas al tráfico… y con ellas la eterna pregunta es si merece la pena en un país como España montar neumáticos de invierno o si basta con tener un juego de cadenas en el maletero para usar ocasionalmente. Vamos a ver los pros y contras de cada uno.

En España, hasta no hace mucho había que discutir con la Guardia Civil para poder pasar sin montar cadenas aunque montases neumáticos de invierno. Hasta hace relativamente poco, aunque llevásemos neumáticos de invierno se nos obligaba a montar las cadenas, pero ahora ya está perfectamente aclarado e incluso en la señalización se incluye lo de “obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno“. Como en otras cosas, llegamos tarde y lo de las ruedas de invierno, que es algo más que conocido en el resto de Europa, aquí sigue siendo algo excepcional. De todos modos, por nuestro clima y cómo usamos el coche, es razonable tener la duda de si son mejores las ruedas de invierno o las cadenas.

Vamos a analizar los pros y los contras de cada una de las alternativas para que puedas tomar la mejor decisión en función de cuál sea el uso que haces del coche en invierno. Aunque la mejor alternativa son, sin lugar a dudas, las ruedas M+S (así se denominan los neumáticos de invierno), tampoco a todos nos compensa el gasto que suponen en la mayoría de los casos y, para un apuro puntual, unas cadenas pueden sacarnos del paso con un coste razonable, aunque te recomiendo que veas precios de los neumáticos de invierno para tu coche, porque las cadenas tampoco son baratas (y, si lo son, no servirán para mucho, aquí se cumple lo de que “lo barato sale caro”) y las ruedas han bajado mucho de precio al aumentar su producción.

 

Cómo conducir con nieve, la guía definitiva

 

Por otro lado, conviene dejar claro que las ruedas de invierno donde dan lo mejor de sí no es en las fuertes nevadas sino cuando circulamos por carreteras con frío. Aunque no vivamos en una zona con frecuentes nevadas, basta con que en invierno pasemos varios días a temperaturas por debajo de los 5 ºC para que las cadenas no eviten el mayor de los riesgos de esta época del año, que es patinar sobre una placa de hielo puntual en la calzada. Esos accidentes son los realmente graves.

Cómo conducir con hielo: ¡no patines!

Cuando hay fuertes nevadas el único inconveniente es quedarnos atrapados y pequeños golpes de chapa, pero las salidas de vía por encontrarnos con hielo de forma inesperada son realmente peligrosas y en eso los neumáticos de invierno son el mejor seguro, además de que su agarre cuando hace frío es mayor que con las ruedas de verano, de modo que frenamos en menos metros y vamos más sujetos en todo momento

Ventajas de las cadenas para el coche

Aunque hay varios tipos de cadenas, cada una con sus ventajas e inconvenientes (sencillez de montaje las de tela, tracción sobre hielo las de eslabones, etcéctera), como eso lo detallamos en este reportaje sobre los tipos de cadenas, vamos a referirnos aquí a las ventajas e inconvenientes de “todas las cadenas” frente a los neumáticos de invierno.

Su coste es menor que el de los neumáticos de invierno, normalmente

Ocupan menos espacio cuando no las utilizamos

No se deterioran mientras no las utilizamos

Salvo las de tela, tienen mejor tracción si hay mucha nieve o hielo

Desventajas de las cadenas para la nieve

Su montaje es un engorro y nos obliga a detenernos (para montarlas y desmontarlas) en condiciones muy incómodas, con mucho frío y que pueden producirnos heridas y cortes en las manos con facilidad.

No todos los coches pueden montarlas (revisa el manual de tu coche al respecto)

Sólo sirven si hay mucha nieve o mucho hielo, pero no evitarán que patinemos en zonas sombrías o placas de hielo puntuales que nos encontremos en el recorrido

Es fácil montarlas mal y provocar averías en el coche por ello

La conducción es mucho más incómoda y antinatural que con los neumáticos de invierno

Normalmente sólo las montamos en el eje motriz, lo que desequilibra el comportamiento del coche

Son menos eficaces en frenada que las ruedas de invierno e interfieren mucho con el ABS

Viendo este listado, las cadenas pueden sernos útiles si sólo viajamos o circulamos por zonas de nevadas muy puntualmente.

Ventajas de los neumáticos de invierno

Aunque hay varios tipos de cadenas, cada una con sus ventajas e inconvenientes (sencillez de montaje las de tela, tracción sobre hielo las de eslabones, etcéctera), como eso lo detallamos en este reportaje sobre los tipos de cadenas, vamos a referirnos aquí a las ventajas e inconvenientes de “todas las cadenas” frente a los neumáticos de invierno.

Su coste es menor que el de los neumáticos de invierno, normalmente

Ocupan menos espacio cuando no las utilizamos

No se deterioran mientras no las utilizamos

Salvo las de tela, tienen mejor tracción si hay mucha nieve o hielo

Desventajas de las cadenas para la nieve

Su montaje es un engorro y nos obliga a detenernos (para montarlas y desmontarlas) en condiciones muy incómodas, con mucho frío y que pueden producirnos heridas y cortes en las manos con facilidad.

No todos los coches pueden montarlas (revisa el manual de tu coche al respecto)

Sólo sirven si hay mucha nieve o mucho hielo, pero no evitarán que patinemos en zonas sombrías o placas de hielo puntuales que nos encontremos en el recorrido

Es fácil montarlas mal y provocar averías en el coche por ello

La conducción es mucho más incómoda y antinatural que con los neumáticos de invierno

Normalmente sólo las montamos en el eje motriz, lo que desequilibra el comportamiento del coche

Son menos eficaces en frenada que las ruedas de invierno e interfieren mucho con el ABS

Viendo este listado, las cadenas pueden sernos útiles si sólo viajamos o circulamos por zonas de nevadas muy puntualmente.

Ventajas de los neumáticos de invierno

Debemos perderle el miedo a montar este tipo de neumáticos. De hecho, con los límites de velocidad que hay en España, aunque seamos un país soleado, tal vez sea más recomendable tener sólo un juego de ruedas de invierno y usarlo todo el año. Aunque con las altas temperaturas se degradan mucho, salvo que hagamos una conducción muy agresiva en carreteras secundarias, con los límites de velocidad españoles no sometemos a tanto esfuerzo a las ruedas como para que se estropeen excesivamente aunque las usemos todo el año.

 

Ojo porque no todas las ruedas de invierno permiten circular sin cadenas. Sólo las que llevan marcado en el flanco un símbolo con forma de montaña de 3 picos y el símbolo del hielo tienen el diseño de la banda de rodadura apropiado para garantizar el agarre sobre el hielo o la nieve.

Las llevamos ya montadas en el coche (de modo que nos servirán tanto para placas de hielo como para granizo y lluvia) y no tenemos que parar para ponerlas y quitarlas

Son infinitamente más confortables que las cadenas

El comportamiento del coche es más natural y homogéneo (no es recomendable montarlas sólo en el eje motriz, se deben calzar todas las ruedas con ellas)

Son muy eficaces tanto en tracción como en frenada

Podemos ahorrar dinero al montarlas con un índice de velocidad menor que el que se especifica en la ficha técnica del coche, de modo que, a veces, salen más baratas que las ruedas normales. En España basta con que su índice de velocidad sea superior como mínimo de 160 km/h. Aunque nuestro coche homologue unos neumáticos con códigos V, Y o Z, podemos ahorrar dinero montando neumáticos de invierno con un índice de velocidad inferior.

No interfieren con el ABS o el ESP, de modo que mantenemos íntegra la seguridad activa

Desventajas de las ruedas para el invierno

Ocupan mucho espacio cuando no las usamos y, salvo que queramos pagar cada vez que las montamos y desmontamos, lo recomendable es tener 2 juegos de llantas también.

Se resecan y pierden propiedades con el tiempo aunque no las usemos

Su vida útil es menor ya que para mantener su eficacia no es recomendable apurar su desgaste más allá de los 4 mm de profundidad del dibujo, mientras que los de verano admiten hasta 1,6 mm

No las hay en todas las medidas de neumáticos, de modo que puede que en nuestro coche tengamos que usar una medida equivalente y cambiar las llantas también.

 

fuente: autobild.es

 

Contactar con el concesionario

(*)Dato obligatorio

Ver teléfono

Quiero que me llamen

(*)Dato obligatorio