Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. [x]
Proa Grup coches nuevos, km0 y gerencia en en Illes Balears y Valencia Proa Ocasión

Te llamamos Gratis

El error que nunca debes cometer al sentar a tu niño en el asiento del coche

Expertos en seguridad vial han reivindicado este jueves en una jornada celebrada en Madrid la importancia de utilizar los sistemas de retención infantil (SRI), es decir, las 'sillitas', en posición de contramarcha para reducir la mortalidad de los menores en accidentes de tráfico.

 

El encuentro, bajo el título 'I Día de la Contramarcha', se ha celebrado en la embajada de Suecia en Madrid y ha sido organizada por Axkid con el apoyo del Instituto Nacional Sueco de Investigación de Carreteras y Transporte (VTI) y Folksam, así como de la fisioterapeuta Marta Erill.

 

 

«Desde hace más de 50 años se hacen pruebas a contramarcha en Suecia y los resultados siempre han sido esclarecedores: la contramarcha es lo más seguro», ha explicado el jefe del Laboratorio de Choque del VTI y creador de Plus Test, Tommy Petersson. Esta práctica es muy frecuente en Suecia: aproximadamente el 80% de los niños menores de cuatro años viajan en contra de la marcha.

 

«Nuestra visión es conseguir que en Europa haya 0 muertes de niños en carretera para 2035», ha destacado por su parte el jefe de seguridad y regulaciones de Axkid, Daniel Lundgren, que ha recordado que la educación y la comunicación son pilares fundamentales para salvar las vidas de los niños en la carretera.

 

Diferentes estudios basados en accidentes reales muestran que el riesgo de muerte o lesión en una colisión aumenta alrededor de 5 veces para los niños que viajan a favor de la marcha en comparación con los niños que viajan en contra. De hecho, los accidentes frontales y frontolaterales ocupan un 70% del total de impactos recibidos en un vehículo, además de ser los más peligrosos.

 

«Existe una gran diferencia corporal entre un niño y un adulto en cuanto a peso, tamaño y proporción. Además, los niños pequeños son muy frágiles debido a que su columna vertebral aún no está osificada, su musculatura es débil y el peso de su cabeza representa el 25% total de su cuerpo», ha explicado Marta Erill, fisioterapeuta y coordinadora del evento, en el que se ha puesto de relieve que si el cuello de un niño se expone a grandes fuerzas, éstas podrían ocasionarles lesiones muy graves. En concreto, en un impacto a 50 km/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kilos aproximadamente) aumenta su peso hasta los 60 kilos (aproximadamente).

 

Así, en una silla colocada a favor de la marcha donde el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada, tras el impacto, con una fuerza de tal magnitud que el cuello es incapaz de soportarlo, causando lesiones de extrema gravedad o incluso la muerte del menor.

 

Sin embargo, no ocurre así con una silla instalada a contramarcha, ya que la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla, salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables del niño y reduciendo considerablemente la presión sobre su tórax y abdomen.

 

A la jornada han asistido también representantes de organismos implicados en la seguridad infantil en España, como la DGT, Policía Municipal y Jefatura de Bomberos de Madrid, Ponle Freno o la Asociación Nacional de la Seguridad Infantil, entre otros, con el objetivo de recibir información de primera mano de expertos en la materia y divulgar esa información para que pueda llegar a cada rincón del país. También han acudido profesionales del sector que están en contacto directo con las familias, establecimientos de venta de sillas y asesores en sistemas de retención infantil.

 

 

 

 

Fuente: www.laverdad.es